Cómo hacer una mezcla de cemento y tipos de cemento

 

Hormigonera Monofasica 200 Lt U-200 Unidad 6304290

El cemento es uno de los elementos imprescindibles y más utilizados en la construcción, siempre es necesario para edificar, crear mezclas más resistentes como el hormigón, hacer reparaciones o frisado, incluso pegar y unir. Cualquiera que sea el uso destinado, necesitas saber cómo preparar el mortero.

Hacer la mezcla de cemento es un proceso muy simple que puedes llevar a cabo con cuatro elementos: Arena, agua, cemento y grava. A continuación, te explicaremos cómo hacer una mezcla de cemento y los tipos de cemento que existen.

Es necesario acotar que, una vez creada la mezcla, es importante emplearla completamente pues esta no se puede almacenar. Sin embargo, si tienes cemento en saco o bolsa, debes mantenerla en un lugar lejos de la humedad para que no endurezca. Este cemento puede utilizarse para labores de construcción, rellenado de pisos, huecos, tapado de paredes o frisado.

Preparar la mezcla

  • El cemento Portland tipo I es el más común de trabajar.
  • Debemos evitar totalmente el uso de arena de playa, pues contiene sal que afectaría el cemento final; debemos optar por arena de obra.
  • Primero debes tener en cuenta la proporción para la creación del mortero o mezcla, esta debe ser de una parte de agua, dos partes de arena y tres partes de grava por una de cemento.
  • Mezcla las partes necesarias de cemento, arena y grava que requieras para preparar el mortero que deseas. Esta es la mezcla seca. Debes removerla para que los materiales queden lo más homogéneos posible.
  • Añade la misma cantidad de agua que de cemento a la mezcla para que se humedezca.
  • Debemos mezclar hasta que se obtenga una consistencia no muy dura pero tampoco tan blanda

Así de simple es preparar una mezcla de cemento lista para usarse. Una vez comprobada que la consistencia es la adecuada, debemos aplicar rápidamente el cemento donde lo necesitemos pues este podría pegarse en el recipiente donde lo hayamos preparado o contengamos. Es necesario advertir que manipular cemento fresco con las manos desnudas o piel expuesta causará quemaduras y ardor, por ello debes utilizar material de seguridad y gafas.

Tipos de cemento

Aparte del anteriormente mencionado cemento Portland I, existen otros tipos que tienen ciertas características o agregados que los diferencian y hacen más específicos para diversas tareas.

  • Cemento Portland Tipo I: Es el más utilizado en construcciones generales y reparaciones generales, cuando no son necesarias las características de otros tipos de cemento.
  • Cemento Portland Tipo II: Este es un cemento para uso en construcciones expuestas a la acción de los sulfatos, por lo tanto, tiene un añadido que lo hace resistente al sulfato (azufre)
  • Cemento Portland Blanco: Este cemento de color blanco es generalmente usado en construcciones arquitectónicas en las que son necesarias ornamentos o detalles donde una tonalidad blanca sea predominante o se necesite brillo adicional.
  • Cementos de mezcla o mixtos: Los cementos mixtos se consiguen al añadir al cemento Portland normal otros compuestos tal como la puzolana, o cemento siderúrgico, añadiendo pequeñas virutas de hierro, escoria fundida de las industrias, cenizas resultado de combustión, entre otros.